PressReleases

04 de June de 2020

Klabin exige pruebas de Covid-19 en la ciudad de origen de los trabajadores de Puma II

Protocolo incluye también aislamiento de una semana y nueva prueba antes que el trabajador ingrese a la obra

Klabin exige pruebas de Covid-19 en la ciudad de origen de los trabajadores de Puma II

Protocolo incluye también aislamiento de una semana y nueva prueba antes que el trabajador ingrese a la obra

Prueba de Covid-19 en la ciudad de origen, aislamiento de siete días y nueva prueba antes de la liberación para inicio de las actividades profesionales, medición de temperatura diaria de todos los trabajadores, túnel de ozona en la entrada y salida de las plantas de obras para realizar la higienización de las superficies externas (ropas, zapatos, mochilas y equipos de protección individual). Estos son solamente algunos ejemplos de las medidas de prevención que están siendo adoptadas por Klabin para garantizar la salud y seguridad de los trabajadores del Proyecto Puma II y de la población en general de las ciudades de nuestra región.
El protocolo de salud y seguridad adoptado por la empresa se extiende también a los residenciales donde se hospedan los trabajadores, a los comedores y medios de transporte (ómnibus y vans). Todavía está en curso una amplia campaña de comunicación para orientar sobre medidas de prevención al nuevo Coronavirus, incluyendo radio exclusiva de la obra y envío de mensajes por WhatsApp.

Actualmente, aproximadamente el 80% de los trabajadores del Proyecto Puma II son de Paraná, siendo el 60% de Ortigueira, Telêmaco Borba e Imbaú y el 20% de otras ciudades del estado. Solamente el 20% de la mano de obra es de otros estados. La obra fue paralizada el día 23 de marzo, al inicio de la pandemia, cuando los trabajadores se pusieron en licencia remunerada en función de la ausencia de directrices claras sobre las medidas de prevención y combate a la diseminación del virus. Sin embargo, después de la implantación de protocolos por los gobiernos de estados y municipios, puesta en marcha el 16 de abril, la reanudación gradual de las obras solamente con trabajadores de la región. Desde ahí, ha ocurrido la movilización de los trabajadores de fuera, de a pocos y siempre en conformidad con el Comité Intersectorial de Enfrentamiento a Covid-19, formado por la Secretaría de Salud de Telêmaco Borba, 21ª Regional de Salud, Klabin, hospitales Moura e Instituto Dr. Feitosa, y con la Municipalidad de Ortigueira. La continuidad de las actividades está establecida en los decretos estatal y municipales de Ortigueira y Telêmaco Borba, que entienden los ‘sectores industriales y construcción civil’ como esenciales.
Aislamiento y testeo de trabajadores

Para los que vienen de otras ciudades y regiones, el aislamiento y el testeo para COVID-19 son regla. El protocolo estima que esos trabajadores sean testeados en su local de origen, antes de viajar. Después de llegar al local de destino, cumplen aislamiento de siete días y, al final del periodo, realizan una nueva prueba antes de iniciar el trabajo. Esas medidas tienen el objetivo de garantizar que los trabajadores no estén infectados.
Durante el periodo de aislamiento, los profesionales cuentan con el soporte de Klabin y de las empresas contratadas y reciben orientaciones constantes de los equipos de salud. Además, todos permanecen en observación y, en caso algún empleado presente cualquier síntoma de gripe o enfermedad respiratoria, se pone en aislamiento individual con seguimiento médico diario de la salud. Los posibles contactos del profesional también son mapeados y aislados.
Distanciamiento y uso de mascarillas aumentan la protección en el transporte
Klabin y las empresas contratadas distribuyeron mascarillas de seguridad a todos los trabajadores. El uso es obligatorio dentro del Proyecto, tanto en las obras como en las oficinas.
En los ómnibus y vans de trabajadores se implementó el distanciamiento para que circulen con la mitad de su capacidad normal. Todos los vehículos cuentan con alcohol en gel y mantienen ventilación adecuada. Además, el uso de mascarillas es obligatorio para conductores y pasajeros y las vans y ómnibus pasan por higienizaciones diarias durante los intervalos de transporte, contando con lava pies para los calzados.
En las porterías de acceso al Proyecto Puma II, los molinetes y salas de atención son higienizadas periódicamente y los trabajadores obedecen las señalizaciones y orientaciones de distanciamiento. Todas las personas que ingresan por las porterías tienen su temperatura medida por medio de cámaras térmicas o termómetros electrónicos. Además, como medida adicional a los protocolos de salud y seguridad, en la entrada y en la salida de la jornada de trabajo los trabajadores pasan por un túnel de ozona para desinfección de superficies externas como ropas, mochilas y calzados.
Comidas individualizadas
En los comedores de la obra, las comidas se embalan individualmente. En la entrada, los trabajadores son orientados a lavarse las manos y mantener el distanciamiento de un metro y medio en las filas. Los horarios de almuerzo se extendieron y cada comedor recibe solamente la mitad de su capacidad. A la hora de la comida, adhesivos en las mesas indican dónde sentarse y refuerzan las reglas de distanciamiento.
Hable con Klabin
Las medidas implementadas están en línea con los estándares de salud y seguridad recomendados por la Organización Mundial de Salud, también adoptadas por las unidades forestal e industrial de Klabin. Las acciones cumplen rigurosamente las recomendaciones sanitarias, de higienización, reglas de transporte, distanciamiento social y demás orientaciones de la OMS en la prevención al Coronavirus.
Klabin mantiene sus canales de comunicación a disposición para aclaración de dudas y refuerza su compromiso con la transparencia, la salud y el bienestar de todos.
Teléfono: 0800-728-0607 o por el e-mail faleklabinpr@klabin.com.br

Relatório de sostenibilidad

Tópicos más buscados

¿Qué estás buscando?